Geo Proyectos y Diseños Ambientales

Sistemas de drenaje

Sistemas de drenaje Sistemas de drenaje

El concepto de drenaje en el subsuelo es simple; se trata de colocar un elemento dentro del suelo cuya relación de vacíos sea mayor a la existente, siendo este el camino que el fluido o gas tomará de forma tal que al conectar el elemento mencionado a una salida definida en proyecto, el fluido sea evacuado.

Telas geotextiles se usan en sistemas de drenaje de subsuelos como separadoras permeables para mantener el suelo fuera del sistema, pero permitiendo que el agua pase libremente.

Aguas subterráneas sin control pueden ser destructivas, por lo que se necesita un drenaje de subsuelos debajo de autopistas, estacionamientos, líneas costeras, muros, campos de golf, pistas de carreras, jardines y otras áreas.

La permeabilidad o flujo (capacidad de permitir el paso del agua) y la porosidad (tamaño de la abertura) es característica criticas. Telas no tejidas se usan comúnmente debido a su capacidad de flujo alto y tamaño de abertura pequeño.

En la mayoría de las aplicaciones de drenaje de subsuelos, la resistencia del material no constituye la consideración principal. Esta es solamente critica durante la instalación, siempre debe trabajarse con mucho cuidado para asegurar una instalación efectiva.

Los usos de geosintéticos para drenaje son múltiples:

Muros y taludes de contención.- La instalación de geocompuestos o geodren así como de geotextiles previenen de la humedad en las estructuras, aumentando la vida útil y el nivel de servicio de la obra.

Vías terrestres.- Requieren de un sistema de drenaje mediante un geodren para prevenir deterioros frecuentes por las aguas subterráneas o infiltraciones del agua de lluvia sobre la carpeta asfáltica.

Estructuras subterráneas.- Obras civiles como túneles, pasos inferiores vehiculares y peatonales, requieren de geocompuestos para conducir el agua a un sistema de recolección pluvial.

Rellenos sanitarios.- Tanto para la captación y conducción de lixiviados y biogás, productos de la acumulación de materia orgánica e inorgánica, se recomienda el uso de un geocompuesto para que estos puedan ser aprovechados o tratados en diferentes formas.